Tag Archives: pronunciación

Pronunciación: cómo mejorarla (Parte II)

pronunciacion de idiomas

Continuando nuestra primera entrada sobre cómo mejorar la pronunciación en idiomas, ahora pasaremos a la segunda lista, sobre cómo perfeccionar la pronunciación de un idioma extranjero en particular:

Estudiar la pronunciación del idioma

La mejor manera de estudiar la pronunciación de un idioma es con material acorde a tal fin. Por supuesto que desde el momento cuando uno ve en un libro escrito los símbolos que representan sonidos hasta poder hablar correctamente y pronunciando de manera acorde, es un gran paso. Mejorar en la pronunciación es cuestión de repetir, ejercitar y ganar confianza día a día. Trata de escuchar frases cortas y repetirlas, tratando de imitar la acentuación y el ritmo. Escucha entrevistas de personas nativas y trata de aprender de lo que escuchas. Si conoces a alguien que sea nativo del idioma y te pueda escuchar hablar para corregirte cuando hablas, sería idea. Si no, te recomendamos que sigas al paso número dos.

 Material de apoyo: audio libros, películas y canciones

Mientras más contenido en el idioma que quieras aprender consumas más sencillo será imitar la pronunciación perfecta (o la más pulida al menos). Existen diferentes posibilidades de encontrar contenido en internet, como por ejemplo audio libros, entrevistas en periódicos películas, canales de televisión, canciones y por supuesto dispones de un ilimitado archivo de videos en Youtube (puede variar según el idioma, pero necesitarás siempre más de dos vidas para escuchar todo lo que la gente ha subido a la página).

Conseguir diccionarios audiovisuales

Te sucederá muy seguido que te encontrarás con palabras difíciles que no sabes bien como pronunciar. Existen en internet infinitos diccionarios online en donde además de la definición de la palabra podrás encontrar cómo pronunciarla correctamente. Sobre todo en los diccionarios de inglés podrás encontrar las diferentes pronunciaciones del inglés (americano y británico). Es una herramienta muy útil y podrás hacer click sobre “repetir” las veces que sean necesarias, repitiendo detrás de la computadora hasta que te salga parecido.

 Escuchar contenidos actuales: noticias

Una buena manera de mejorar la pronunciación es escuchar las noticias. Primero que todo porque escucharás una pronunciación actual del idioma. Es muy bueno y enriquecedor escuchar entrevistas a grandes artistas de la década del 20, pero muy probablemente la pronunciación haya evolucionado un poco desde entonces, como también el uso de las palabras y expresiones. Además, tendrás el agregado de que te podrás informar sobre los temas de actualidad de los países y podrás saber cómo se pronuncian diferentes nombres de personas, organismos o incluso países.

 Conseguir personas reales con las que hablar

Ya sea a través de tándemes presenciales, o a través de conferencias a través de la computadora, el mayor contacto que tengas con personales reales nativas del idioma será muy positivo. Lo difícil de esta opción es que debes encontrar a alguien con la suficiente paciencia para que te corrija cuando te equivoques y que te siga hablando todo el tiempo en el idioma que tu quieres practicar (además de que te caiga bien y que no hable de temas aburridos). Pese a que es difícil encontrar a alguien así, vale la pena hacerlo porque mejorarás mucho tu dominio del idioma y tu perfeccionamiento de la pronunciación.

Escucharte a ti mismo

La mejor manera de conseguir eso es grabándote cuando hablas. Para hacer esto existen 3 maneras, para que realmente veas por ti mismo cuán bien hablas, y juzgues tus capacidades. Grabarte leyendo un texto escrito, con lo cual tu pronunciación será premeditada, por decirlo de alguna manera; luego en un monólogo semi-improvisado, hablando sobre algún tema el cual podrás elegir sin ningún problemas; finalmente si puedes grabarte hablando con alguien en ese idioma extranjero en una conversación completamente sin libreto podrás ver también cuáles son tus condiciones cuando la pronunciación es completamente espontanea.

Primero pensarás, “¿Soy yo quien está hablando?” Pues sí, ese eres tú. No te preocupes si no suenas tan nativo en el idioma extranjero como pensabas que lo hacías. Mucha gente cree hablar increíblemente y luego se enojan cuando alguien lo critica. En este caso, solo recibirás tus críticas. De esta manera podrás saber cuál es tu nivel, dónde estás y ver los caminos para ver a donde ir.

Pronunciación de idiomas de HowardLake

Pronunciando idiomas de englishmeeting

Consejos para mejorar la pronunciación

chica practicando pronunciacion

El escrito y el oral, son las dos grandes áreas de un idioma. Si escribes bien o si escribes mal, solo un grupo muy selecto podrá juzgarlo (a quienes les escribas cartas o emails regularmente), y pasará normalmente desapercibido. Un gran problema, si lo haces mal, y una gran ventaja, si lo haces bien, es la pronunciación de un idioma. Puedes ser el mejor escritor del mundo, pero si hablas mal un idioma, todo el mundo calificará tus conocimientos como bajos. Un buen manejo de la oralidad y utilización de sonidos de un idioma son señal del dominio del mismo.

Pero, ¿qué se puede hacer para mejorar la pronunciación de una lengua? Existen técnicas generales para mejorar la pronunciación de cualquier idioma, y luego las existen para hacerlo con lenguas extranjeras. Ambas son útiles e interesantes, y lo mejor es combinarlas para obtener un resultado óptimo. ¿Lo negativo? No es fácil y hay que trabajar. Pero que no los desaliente, solo alcanza con no bajar los brazos y practicar un poco todos los días. He aquí la primera lista para mejorar la dicción en cualquier idioma:

1. Hablar lentamente:

Hablar rápido no es sinónimo de hablar bien. Mucha gente que empieza a tener un dominio del idioma empieza a acelerar el ritmo para paliar los pequeños errores que aún comete. Si hablas lentamente todo el mundo entenderá perfectamente lo que dices, y es, después de todo, el objetivo de hablar un idioma, comunicarte con otras personas, y que esos destinatarios entiendan lo que dices.

2. Hacer pausas:

Respirar hace bien, no solo para el cuerpo y nuestras células, sino también para el lenguaje. Tomar aire para hablar mejora el tono de nuestra voz, podemos hablar más claro y más fuerte, facilitando a nuestro oyente la comprensión de lo que decimos. Esos segundos que tomas para respirar sirven también para dejarle tiempo a quien nos escucha de asimilar lo que venimos de decir, o quizás de agregar contenido a la conversación.

3. Articular bien:

Marcar bien las palabras que queremos decir. Es mejor que nos digan que exageramos la articulación a que nos pregunten qué es lo que quisimos decir. Es la misma regla que se les enseña a las personas que estudian para trabajar en la radio por ejemplo. Es imprescindible articular bien para poder hablar de manera eficiente un idioma.

4. Tener en cuenta la oratoria:

La oratoria es un conjunto de elementos que van más allá de la oralidad. Uno puede utilizar el cuerpo en su totalidad (manos, brazos, gestos con la cara, etc.) como también la utilización correcta del cambio de tonos entre otros recursos (mirar a los ojos, credibilidad preexistente de la persona que habla, entre otros). Para mayores informaciones te recomendamos que leas al autor máximo de oratoria: Aristóteles.

No son muy difíciles, pero como dijimos, se necesita consistencia y esfuerzo. El caso del tipo de personas que utilizan las primeras cuatro reglas son los políticos. Ningún político habla mal, pues es su trabajo hablar bien (siempre cuando hablemos de buenos políticos, aunque mejor no meternos en ese tema). Les mostramos el ejemplo de Nicolás Sarkozy, es antiguo presidente francés. Sarkozy habla lentamente, sin prisas y sin pausas, y deja espacios intermedios entre frase y frase para que el interlocutor “mastique” el contenido. Esas pausas intermedias ayudan mucho al lenguaje y a la comprensión de lo que dice. Su articulación es correcta, y pronuncia “todas las letras”, como se suele decir. Finalmente, utiliza cambios de tonos y se apoya en el movimiento de manos y brazos, como así también de sus expresiones faciales para transmitir el mensaje. Es un resumen de los cuatro puntos antes mencionados.

Fotos utilizadas en esta entrada:

Nombre difícil: De la usuaria gingerpig2000
Chica practicando pronunciación: Del usuario Hans_van_Rijnberk

Aprender idiomas con canciones

Aprender un idioma con canciones es una de las estrategias más efectivas y placenteras.

Para aprender un idioma uno necesita estar motivado, esa es la regla más importante, y muchas veces en el proceso de aprendizaje, cargándose de libros, aprendiendo reglas gramaticales, esa motivación puede verse truncada. El aprendizaje a través de la música y con canciones puede ser una estrategia muy importante, incentivando el proceso a través de los gustos personales propios.

El ambiente cambia completamente cuando uno escucha música. Se puede seguir trabajando, de manera práctica y entretenida, escuchando constantemente pronunciaciones correctas del idioma que se esté aprendiendo.

Lo más positivo que puede aportar la música es que uno empieza a repetir la letra, y con eso, palabras que quizás no conoce, o nunca ha visto, pero sin embargo, ya empezamos a jugar con ellas, pronunciándolas correctamente,… el primer paso para comprender su significado y su contextualización.

Las letras de las canciones, gracias a la música que la acompañan, son más fáciles de retener. Al relacionar los nuevos términos aprendidos de forma sistemática con un contexto real, se encuentra mayor facilidad para retener las nuevas palabras en la memoria y de aplicarlas de forma adecuada.

Las canciones tienen textos reales, con palabras de uso coloquial, que pueden acercar a un estudiante de idiomas más que nunca a un idioma. A su vez es un canal para acercarse a la cultura, ya que más allá del himno nacional de cada país, existen canciones que todos los habitantes conocen. Para conocer esa cultura, es imprescindible conocer esas canciones también. (Ciao Bella en Italia, La vie en Rose de Francia, entre tantas, tantas otras…).

¿Cuáles son los puntos positivos de escuchar músicas en diferentes idiomas?

  • Ampliar vocabulario
  • Mejorar pronunciación
  • Reforzar entonación
  • Repasar gramática
  • Aprender usos del idioma
  • Escuchar usos coloquiales del idioma
  • Comprender procesos sociales